03 November 2018

Entusiasmos que no comparto: Quién te cantará



Este no va a ser el comentario de un hater sino de un fan decepcionado. Fan de Diamond Flash y de Magical Girl. Y no es que Quién te cantará me parezca mala, en absoluto, pero se queda muy muy lejos de la fascinación que me causan las dos anteriores, por culpa de estas cuatro cosillas que no deberían leer si todavía no han visto la película:

1. Demasiadas explicaciones
Es una película sobreexplicada. Dos ejemplos. Primero: la secuencia del falso periodista que aborda a Violeta. No solo nos muestran que se trataba de una pequeña argucia planeada por la amiga de Lila para saber si puede confiar en Violeta sino que inmediatamente después vemos cómo la amiga de Lila le explica a Violeta la artimaña. ¿De verdad no podían haber prescindido de algunas de las dos explicaciones? Tal y como está, queda redundante y un poco torpe. Segundo: la secuencia de la hija de Violeta en el botellón. Me parece muy forzada y muy poco verosímil, me da la sensación de que está ahí únicamente para apuntalar el final, para que el espectador tenga una especie de explicación psicológica del comportamiento de la hija en el clímax de la película. Me duele porque una de las cosas que más me gustan de las anteriores pelis de Vermut es el uso de la elipsis.

2. El personaje de Violeta
No me lo creí en ningún momento. No sabría explicar por qué. Creo que influye el hecho de que cuando el personaje canta la voz no sea la de la propia actriz sino la de Amaral (hiperreconocible).

3. Subtexto sobre la identidad
En general soy bastante impermeable a los subtextos de las películas. Nunca me oirán (leerán) decir «esta película habla / es una reflexión sobre ....................... [rellenar con concepto abstracto]». Con una excepción: cuando se trata de una fábula que expone una moraleja concreta a través del argumento (ejemplos: Qué bello es vivir, Forrest Gump). Sin embargo, películas como esta, que se afanan en llamar la atención hacia su subtexto —en este caso: la identidad— pero sin elaborar ningún enunciado concreto, me suelen dejar un poco indiferente.

4. Melodrama frío
Quién te cantará es un melodrama (almodovariano, además). Violeta es íntegra y buena, sufre injustamente a manos de un villano —su hija— y se acaba sacrificando. Su historia debería conmover pero no conmueve (al menos a mí). Demasiado hieratismo (para mi gusto). Y un melodrama que deja frío no es un buen melodrama.

2 comments:

  1. Como hater de Vermut (he visto y odiado tanto "Diamond flash" como "Magical girl") me alegra ver que por fin empieza a pincharse la burbuja. Tenía su punto como director independiente y low cost, pero más presupuesto no siempre implica más interés.

    ReplyDelete
    Replies
    1. No estoy seguro de que la burbuja Vermut peligre. Yo todavía no he leído ninguna crítica negativa de Quién te cantará (aunque doy por supuesto que la de Carlos Boyero lo será).

      Y yo tampoco quiero que Vermut se deprima: Carlos, no te preocupes, seguro que tu próxima película me gustará más.

      Delete