19 September 2019

El último magnate: en busca de la traducción perfecta


Though I haven’t ever been on the screen I was brought up in pictures. Rudolph Valentino came to my fifth birthday party – or so I was told. I put this down only to indicate that even before the age of reason I was in a position to watch the wheels go round.
The Last Tycoon, F. SCOTT FITZGERALD


Otra vez Fitzgerald en el blog. Quinta entrada que le dedico al bueno de Francis.
—¿Es tu escritor favorito?— me pregunta un lector jerarquizante.  
—Podría ser— respondo con sonrisa de medio lado—. De momento solo he leído El gran Gatsby y un par de cuentos pero sí: diría que es el escritor en el que más he invertido para que se convierta en mi favorito. 
—Vamos, que te pasas más tiempo escribiendo sobre Fitzgerald que leyéndolo— dice el lector con ese aplomo del que no teme ser juzgado por su empleo de los pronombres personales átonos. 
—Se podría decir así— ya no sonrío. 
—¿Y eso no es postureo?— el muy cabrón. 
—Podría ser— y encima tendré la bragueta abierta.
Bueno. Al lío.

* ANAGRAMA *


Aunque nunca he aparecido en la gran pantalla, me crié en el cine. Rodolfo Valentino asistió a la celebración de mi quinto cumpleaños, o al menos eso me dijeron. Anoto esto solo para indicar que, antes incluso de tener uso de razón, la posición en que me hallaba me permitía observar cómo funcionaban las cosas.

Traducción de Jaime Silva


Todas mis objeciones a esta traducción de Jaime Silva nacen del contraste con la de Dolors Ortega: prefiero «me crié en el mundo del cine» a «me crié en el cine», prefiero «la fiesta» a «la celebración», prefiero «me hallaba en la posición de» a «la posición en que me hallaba me permitía», prefiero «la maquinaria del negocio» a «cómo funcionaban las cosas». Pero si solo conociese esta traducción creo que no me parecería mala.


* NAVONA *


Y

* DEBOLSILLO *


Aunque nunca he aparecido en la gran pantalla, me crié en el mundo del cine. Rodolfo Valentino vino a la fiesta de mi quinto cumpleaños, o al menos eso me contaron. Si escribo esto es solo para constatar que, antes incluso de tener uso de razón, ya me hallaba en la posición de entender la maquinaria del negocio.


Traducción de Dolors Ortega

A pesar de que me gusta más que la anterior, no dejo de preguntarme si suena a Fitzgerald: ¿«O al menos eso me dijeron» tiene el mismo ritmo que  «or so I was told»? ¿«Si escribo esto» suena en el mismo tono que «I put this down»? ¿«La maquinaria del negocio» resuena tanto como «the wheels go round»?

¿Qué piensan ustedes? ¿Nos sacamos el Proficiency para leer a Fitzgerald?
—¡Postureo!— dice el lector al que no invitaremos a volver a pasarse por aquí.

01 September 2019

Lo que la Ciencia Ficción no predice

Veo en Netfix un capítulo de Star Trek: Discovery.

Una de las escenas transcurre en el camarote que acaban de asignar a la protagonista. Ella y su nueva compañera conversan; por detrás podemos ver sus camas, que consisten  —cada una— en un colchón cubierto con una manta oscura (de esas como de cárcel americana) y una almohada blanca.


Cama espacial del S. XXIII

Y yo pienso: ¿esto es todo lo que el futuro nos puede ofrecer en cuestión de dormitorios? En una nave inteligente, que puede alcanzar la velocidad de la luz y que se repara sola, donde las puertas se abren automáticamente y la diferencia de presión con el espacio exterior se compensa inmediatamente al entrar, en una nave que genera su propio escudo protector... ¿¡tengo que dormir en un puto colchón LoMónaco (estrecho) con una sábana y una almohada!? ¿De verdad la humanidad no va a inventar nada mejor? ¿Como son los baños? ¿Un agujero en el suelo por el que cae la mierda al espacio?

Gente que os dedicáis a la ciencia ficción, si queréis que os tome en serio hacedme el favor de poner campos de fuerza que mientras duermes te mantienen en la posición más sana para tu columna y a una temperatura óptima.

No pido tanto, ¿no?

14 August 2019

Metablog: las entradas menos vistas

De más a menos:

Palabras, palabras

Esta entrada se compone de un enlace a una canción cuya existencia había descubierto unos días antes (una versión bastante estimable de Parole, parole cantada/recitada por Carmen Sevilla y Paco Rabal), una foto de Carmen Sevilla en el esplendor de su juventud y una tímida equiparación entre la figura de Carmen Sevilla y la de Brigitte Bardot. Todo ello sin mencionar en ningún momento ni el título de la canción ni los nombres de los intérpretes, lo cual hace invisible la entrada para cualquier buscador de Internet. Por cierto, no se suele decir mucho, pero Carmen Sevilla fue una de las sexagenarias más guapas de la televisión mundial.

Suspense

Entrada dedicada a Suspense / The Innocents (1961), que pasa por ser la mejor adaptación al cine que se ha hecho nunca de la novela de Henry James Otra vuelta de tuerca. Se puede apreciar mi decepción global con la película (motivo: no da mucha cancha a mi interpretación favorita de la novela: la institutriz se siente atraída por el chaval) y mi entusiasmo puntual con algunas escenas (motivo: las apariciones de los fantasmas conservan la estudiada ambigüedad de la novela). Mi parte favorita de la entrada son los comentarios.



El sentido de la realidad

Uno de mis temas de reflexión recurrentes: el ahora en contraste con el ayer. En los comentarios: Amor, profesora de lengua que durante mucho tiempo (años) fue la única comentarista fiel que tuvo el blog. Muchas de las entradas antiguas merecen la pena solo por sus comentarios. Un saludo desde aquí.

Influencias

Séptima entrada del blog. La comparación entre Salinger y Fitzgerald me sigue pareciendo acertada pero bastante menos original de lo que creía entonces. Hace unos meses, por ejemplo, Gonzalo Torné comparó en Twitter a estos dos autores: si no recuerdo mal, dijo que no había leído a Salinger pero tenía entendido que venía a ser una especie de Fitzgerald para dummies. Ya ven, una frase digna de Capote (no como mi entrada).

05 August 2019

Música y náusea

El otro día, viendo en Youtube este interesantísimo video sobre versiones que no sabías que eran versiones —flipo: el It's Oh So Quiet de Björk es una versión casi calcada de un original del año 1951— volví a escuchar una canción que tenía olvidada en lo más remoto de mis neuronas.

Como habrán adivinado, no fue agradable. Había olvidado la canción por un buen motivo: porque me da náuseas. Unas náuseas parecidas a las que provoca el recuerdo de un producto alimentario del que te empachaste una vez en tu infancia (en mi caso: unas chuches de chocolate blanco en forma de granos de café).


¿De qué canción estoy hablando? Para no ponérselo demasiado fácil, solo les diré que es una de las que menciono a continuación; aunque en realidad podría ser cualquiera de ellas, por que todas me producen una sensación similar de hartazgo y asco:

Lemon Tree - FOOL'S GARDEN
Limón con arsénico, por favor.

The Tide is High - BLONDIE
Debbie Harry consiguiendo que no tenga ganas de pisar Jamaica en mi vida.

Annabel Lee - RADIO FUTURA
El peaje amargo de La bola de cristal.

Brimful Of Asha - CORNERSHOP
Cuatro minutos que se hacen tan largos como una etapa del Tour de Francia.

Cuéntame un cuento - CELTAS CORTOS
CantaJuegos Celtas.


He arriesgado mi salud haciendo esta entrada. Espero que lo valoren.

05 July 2019

Estos son mis principios (VII)


Cuando mi madre Jasmine despertó esa mañana llevaba la palabra D-I-V-O-R-C-I-O escrita en la frenta con un gran rotulador negro y trazada en sentido inverso, como para ser leída en un espejo. Ella no sabía, claro está, que la palabra estaba allí cuando despertó. Al entrar en el cuarto de baño para lavarse los dientes y mirarse en el espejo (un espejo rodeado por una sufrida climátide, el espejo ante el que aprendí a afeitarme hace varios años) vio la palabra reflejada correctamente frente a ella y se puso a gritar como si quisiera despertar a un muerto, lo que en mi casa significa mi hermana, Daisy.

Planeta Champú, DOUGLAS COUPLAND

[Traducción de Mariano Antolín Rato]

28 June 2019

5 recomendaciones de libros para el verano

Para ti que...

1) Te gustaría tener congelado a Galdós —y no al ablandaniños de Disney— y sacarlo cada cincuenta años para que escribiese un novelón sobre el presente, aquellos polvos, estos lodos

Romanticismo, de MANUEL LONGARES



2) Después de muchos años vuelves a una ciudad que conociste de pequeño y de pronto te das cuenta de que la mayoría de nosotros vivimos lo suficiente para ver que el mundo ha dejado de ser lo que era

El cuarto mandamiento, de BOOTH TARKINGTON



3) Las películas de vaqueros te parecen un rollo infernal, no soportas a los niños redichos, te da pereza leer el libro si ya has visto la película

Valor de ley (Mattie), de CHARLES PORTIS 



4) En general la ciencia ficción te parece demasiado fantasiosa, demasiado centrada en la tecnología, demasiado pacata y escapista   

Las partículas elementales, de MICHEL HOUELLEBECQ



5) Odias leer, no sabes cómo has llegado a este estúpido blog, escrito por el típico frustrado pedante que presume de buen gusto para quedar de guay, y ni loco te acercarías a ninguna de las mierdas que se recomiendan en esta entrada

Un juicio de piedra / La mujer de piedra, de RUTH RENDELL



Lo del verano es puro clickbait, sí.

04 June 2019

Un traductor del siglo XXI

En un libro publicado en 2009 me encuentro la siguiente nota del traductor, David Rutte:

5. En inglés, no hay forma de averiguar si se trata de alumnos o de alumnas; no es un idioma que haga distinciones en ese sentido. A lo largo del libro, usaremos el masculino por defecto (alumnos, amigos...) pero eso no significa que la autora invisibilice a las mujeres, sino que el traductor se ha resignado a un uso habitual en nuestro idioma.


¿Innecesario? Puede ser. Pero me gustan los traductores comunicativos.