31 January 2016

Un cuento al mes: 'La señorita Mandible y yo' de Donald Barthelme



      13 de septiembre 
La señorita Mandible quiere hacerme el amor, pero duda porque soy oficialmente un niño; yo tengo, según los documentos, según el cuaderno de evaluación de su escritorio, según las fichas de la oficina del director, once años. Existe aquí un malentendido, algo que aún no he sido capaz aclarar. En realidad, tengo treinta y cinco años, he estado en el Ejército, mido un metro ochenta y cinco centímetros, tengo vello en los lugares apropiados, mi voz es de barítono, sé muy bien qué hacer con la señorita Mandible si alguna vez se decide.

Traducción de Enrique Maldonado Roldán


Donald Barthelme es ese escritor cuyo cuento El globo mereció el siguiente elogio de David Foster Wallace: "es el primer relato que me hizo desear ser escritor".

Cada uno es responsable de sus expectativas.




El relato que yo he leído no es El globo pero tiene un comienzo bien majo, no me digan. Juguetón. Ni se les ocurra pensar en Big, la película, en Barrio lejano, el cómic, o en Ponte en mi lugar, el truño. Aquí no se explotan las posibilidades cómicas o dramáticas del desplazamiento de un adulto a la infancia y ni siquiera importa demasiado cómo se va a resolver la situación.

Aquí lo que importa son los comentarios del protagonista sobre la falsedad de los papeles que nos vemos obligados a adoptar en sociedad: niño, adulto, hombre, mujer, alumno, soldado, marido... La farsa social.

Recuerda un poco a Kafka, por el absurdo aceptado sin sobresalto, pero por suerte aquí el protagonista no sufre: al contrario, está encantado con su situación. Y así podemos disfrutar de su sarcasmo y de su lucidez sin amargor (esa es la suerte).

Este libro caerá entero, no lo duden.

6 comments:

  1. Ay, sólo ver el cartel de 'Ponte en mi lugar' es para echarse a llorar.

    Hace tiempo que le tengo ganas y hoy me lo has recordado. Este comienzo promete. También caerá.

    ReplyDelete
    Replies
    1. El libro no puedo recomendártelo porque de momento solo me he leído este relato, pero sí puedo decirte que tiene varios comienzos prometedores más :)

      Delete
  2. ¡Me lo apunto! Y si "ponte en mi lugar" os da escalofríos, os recuerdo "de tal astilla, tal palo", con Kirk Cameron. La vi en el cine, y aunque por aquel entonces media medio metro, ya supe que era mala de narices.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡La viste en el cine! ¿Qué clase de niña perversa eras?

      Entre las peores cosas que he visto yo en el cine tendría que citar la peli de 'Compañeros'(la serie de televisión), la peli de baile que hizo Chayanne y 'Loca por el circo', de Teresa Rabal.

      Delete
  3. Pues si que tiene un principio alentador. Me apunto el nombre del autor para encontrar algo suyo.

    Gracias.

    ReplyDelete
    Replies
    1. De Barthelme recomiendan 'El padre muerto'. Y cuando compré el libro de relatos el de la librería me dijo que si me gustaban "los norteamericanos raritos" como Barthelme, podía probar con 'El cuaderno perdido" de Evan Dara. Yo te traslado la información y tú haces lo que quieras.

      Delete