06 December 2013

Reseña que te reseña: 'El filósofo y el lobo', de Mark Rowlands

Descendemos de los monos. De acuerdo. Esto no se discute ya ni en los debates de Tele 5 entre simpatizantes de la Cope y simpatizantes de la Ser. Y quizá precisamente por eso, por la unanimidad silenciosa, tampoco nos paramos a pensar que no es ya que descendamos de los monos, no, es que ¡somos un tipo de mono! Bueno, de primate.


Así que viene Mark Rowlands, filósofo, y nos lo recuerda. Nunca en mi vida me he sentido más simio que leyendo este libro. Si ya no es fácil sentir simpatía hacia la Humanidad, así en mayúsculas y mirando desde fuera, resulta que encima pertenecemos al orden de mamíferos más rastrero de todos. Los inventores del engaño y del cálculo moral.

Mark Rowlands lo explica muy bien, con sencillez, sin entrar en pormenores evolucionistas. Rowlands es filósofo pero de los que se entienden. Con un tono íntimo y reflexivo, nos cuenta su relación con Brenin, un lobo, y cómo esa relación le hizo menos humano y más humano al mismo tiempo. Menos simio y más lobo.


Yo nunca he tenido perro.

[La experiencia más cercana a tener perro que he vivido ha sido leer Colmillo Blanco. Me lo leí en el colegio, durante las sesiones de biblioteca que teníamos una tarde a la semana en clase de Lengua. Una compañera me dijo que sólo leía libros para niños (Roal Dahl) y me retó a leer Colmillo Blanco. Me encantó.]

Pues si el libro de Rowlands ha conmovido a alguien como yo, que nunca ha tenido perro y que en presencia de cualquier animal (¡cualquiera!) lo primero que siente es miedo, no me quiero ni imaginar lo que hará con los lacrimales de los amantes de los perros.

Para amantes de la filosofía también vale, claro.

10 comments:

  1. Colmillo Blanco!! Mira que me insistió mi hermano para que me lo leyera cuando estaba en el colegio y en el instituto, que me iba a encantar...(Aún ahora me lo recuerda) Pero no sé por qué siempre me dio pereza y creo que ya nunca me lo leeré.

    No descarto este libro para variar mis lecturas.

    ReplyDelete
    Replies
    1. 'Colmillo Blanco' hay que leerlo de adolescente para que deje huella. Tu hermano es sabio.

      Delete
  2. Pues si me lo leo, lloro fijo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Puedes ir haciendo callo viendo 'Una pareja de tres'. Si consigues no llorar, entonces estás preparada.

      Delete
  3. Apuntado! Me encantan los perros y los bichos en general. Y encima cada vez me gusta menos la gente, así que seguro que conecto con este señor.

    Saludos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estoy seguro de que conectarías. Y ya si eres vegetariana (¿hay argentinos vegetarianos?) ni te cuento.

      Delete
    2. Já, recién veo tu respuesta! Buena pregunta, habrá argentinos vegetarianos?? A mí desde luego me encanta la carne. Estoy intentando comer menos cantidad, pero solamente desde que estoy en Alemania. Antes no tenía conciencia.

      Delete
    3. Os confirmo que hay vegetarianos y veganos en Argentina, por lo menos muchos de ellos pululan por el forovegetariano.org. Respecto al libro, gracias por descubrirmelo, en mi fondo de armario de frases misántropos ocupa un lugar especial esa que dice que el ser humano no es más que un mono violento y por desgracia inteligente.

      Delete
    4. Me gusta la frase. Y pega mucho con el libro.

      Por cierto, ¿eres vegetariano?

      Delete
    5. Vegetariano desde 2006 y vegano desde 2010

      Delete