09 February 2013

No me creo Homeland

Hay un detalle que le quita quince fanegas de verosimilitud a Homeland. En casa del Sargento Nicholas Brody tienen colocados los fogones en el mostrador que separa la cocina de la zona de estar y justo pegado al mostrador hay un sofá. Es decir, puedes estar viendo la tele mientras el aceite de los huevos fritos te salpica en la nuca. Ningún ama de casa que se precie tendría ese sofá puesto ahí.

Una vez que el espectador se fija, nada de lo que pasa en esa habitación tiene la más mínima verosimilitud (¡En un episodio incluso salían haciendo tortitas! ¡Ahí!). Desde aquí propongo una solución al director de arte.


Está barata.

12 comments:

  1. Eh, maldito revientaseries, que yo de momento me la creo. Y no me destripes más que estoy empezando y voy lenta.
    Por otro lado, qué buen amo de casa estás hecho, que atención a los detalles, qué gusto por las fundas, qué...

    ReplyDelete
  2. Tranquila, el sofá sale en los primeros episodios y su ubicación no tiene la más mínima importancia en la trama.

    ReplyDelete
  3. Me dijo una amiga que el uso de fundas es determinante para saber si una persona es de las que disfrutan el presente o en cambio es de las que siempre están teniendo cuidado y guardando por si. ¿tú cómo tienes el sofá?

    ReplyDelete
  4. El sofá sin funda. En el cole me gustaba forrar los libros, pero ahora simplemente procuro cuidarlos (jamas los subrayo ni doblo las esquinas, por ejemplo). ¿Eso en qué grupo me sitúa?

    ReplyDelete
  5. En el medio virtuoso. Forrar libros era más una ceremonia anual que una voluntad de que durasen más. De todas formas pareces cuidadoso, vete a saber por qué. Yo sí doblo a veces las esquinas, para señalar pasajes. De marcapáginas pongo cualquier cosa.

    ReplyDelete
  6. Por cierto ¿has visto Holly motors? En caso afirmativo ¿te reíste?

    ReplyDelete
  7. Sí, me reí con algunas cosas (el señor Mierda, "LA" cara de Eva Mendes, los monos, las limusinas...)

    A lo que no le veo mucha gracia es a buscarle una explicación coherente a los distintos episodios, como hacen algunos críticos. Me la trae al fresco si trata de la identidad o del cine o de la actuación o de los pelos de la nariz del prota.

    ReplyDelete
  8. Pues menos mal, en la sala no se escuchaba ni un murmullo, se tomaban muy en serio la cosa de que es una futura película de culto. A mí me parece estupenda, pero también me reí bastante, sola. Buscarle un sólo significado es de locos. Eva Mendes está fenomenal.

    ReplyDelete
  9. ¿Y Amor, la de Haneke, la has visto?

    ReplyDelete
  10. Sí, un mal cuerpo de morirse al final. ¿Te gustó? A mí me sorprendió mucho lo contenida que es, quiero decir, es un tema en el que se puede llegar a lo desagradable o lo sensible con mucha facilidad con tal de conmover, pero no sólo nunca cruza la línea, se queda bastante lejos y te destroza lo mismo.

    ReplyDelete
  11. A mí ni me gustó ni me pareció tan dura como se comenta. Yo me quedé completamente fuera de la película. La escena de la paloma, por ejemplo, me la pasé todo el tiempo pensando "¿cuántas tomas habrán hecho hasta conseguir que el Trintignant cazase al bicho?". Y en las escenas en que Riva tiene dificultades para hablar y para beber sólo pensaba "qué bien tuerce la boca la tía", y la imitaba para mis adentros.

    La única escena que me despertó alguna emoción fue la pesadilla del prota (esa mano...). El día que Haneke haga una peli de terror palomitero, nos vamos a cagar.

    Pero la he mencionado sobre todo porque también me parece una de esas pelis, como Holly Motors, que la gente va a ver como si fuese a misa a comulgar.

    ReplyDelete
  12. Sí, hay mucho de eso. A mí si me gustó por lo que te he dicho, y porque consigue mantener los personajes protagonistas fuera del tópico, creo que el tema no los absorbe por completo (con la hija me parece que no está tan conseguido). Lo de la paloma me sacó de la película completamente.
    Creo que la gente que la ve tan dura es poruqe no han visto esa situación en su vida, cualquiera que haya tenido cerca una experiencia similar ve lo lejos que se han quedado en el tratamiento del tema.

    ReplyDelete